Archivo

Archive for the ‘Opinión’ Category

Superar una lesión: El ejemplo Abidal

13 marzo, 2013 Deja un comentario

Dicen que la vida es una carrera de obstáculos, tienes que ir sorteándolos y esquivándolos. A veces te dan un mazazo, y otras veces esos obstáculos te proporcionan una oportunidad para replantearte tu manera de ser, tu manera de vivir, los objetivos de tu vida… Los más fácil es desanimarse pero yo soy de los que cree que lo que no te mata te hace más fuerte.

En el mundo del deporte en esta carrera de obstáculos siempre esta presente el fantasma de las lesiones. Este año por desgracia me ha tocado vivir muy de cerca varias lesiones graves, tanto de jugadoras/es como de amigas/os y para ellos va dedicado este entrada. Personalmente, como persona y entrenador es duro ver como una joven de 13 años se pierde toda una temporada por lesión, o como un jugador en buena dinámica se lesiona en su mejor momento de la temporada. Es duro, pero todos aquellos que amamos este deporte debemos volcarnos hacia esas personas y proporcionales todo nuestro apoyo y nuestra ayuda. Es uno de los grande valores de nuestro amado deporte, la solidaridad y el compañerismo.

Como ejemplo para todas aquellas personas y deportistas que pasan o han pasado por momentos complicados en su vida o su carrera deportiva os “regalo” esta entrevista que emitió TV3 estas navidades pasadas, “La gran marató d’Abidal” donde podemos ver como este deportista profesional es capaz de superar una grave enfermedad y gracias a su espíritu de superación, al apoyo de su familia  a la ayuda de todos su amigos, de conocidos y desconocidos pudo volver a jugar.

Para todos ellos va dedicado este reportaje. Ánimos!

Mucha gente pequeña, de pequeños lugares, haciendo pequeñas cosas, pueden cambiar el mundo

 

Anuncios
Categorías:Opinión, Videos Etiquetas: ,

El compromiso o como perder el valor deportivo por excelencia

11 octubre, 2012 Deja un comentario

Cada año o temporada que pasa me sorprendo más de como cambia la sociedad y hasta que punto estamos haciendo las cosas mal. En la sociedad del bienestar cualquier joven lo tiene todo al alcance de su mano: teléfonos, consolas, todo tipo de ropa de marca, complementos… y en dónde cada vez existe más variedad de actividad extraescolares, el deporte se ha convertido en una mera guardería en la gran mayoría de los casos.

Desde familias que solo se preocupan de colocar a sus hijos en mil actividades extraescolares para que no les “molesten”, hasta familias con un afán exagerado y desmesurado por competir donde los padres dejan de ser padres y se convierten en “mánagers – entrenadores”.

¿Dónde encontramos el término medio? Sinceramente, no lo sé. Cada vez más recuerdo con más nostalgia el hecho de ir a ver los domingos por la mañana el equipo Senior de mi club, intentando engañar a mi padre para verlo, sencillamente porque soñaba con jugar en ese equipo en un futuro, aunque jugase en una división totalmente amateur. Recuerdo la ilusión que nos hacía a todos por ir a hacer un entrenamiento con los “grandes” y poder disfrutar de un entrenamiento con compañeros más grandes que tú que te exigían lo mejor de ti. Cuantas veces mis padres me habrán venido a recoger a mi entrenamiento y el entrenador del junior me ha pedido que me quedara a entrenar con ellos y que él, si si ÉL, se ofrecía a devolverme a casa al finalizarlo para que mis padres no tuvieran que quedarse esperando.

¿Quién no ha jugado partidos imaginarios de baloncesto en el patio de su casa, con canasta o sin ella, con una simple marca en la pared que hacia de canasta imaginaria? ¿Quien no ha tenido esas mini canastas colgadas en la puerta de su habitación para practicar el movimiento de muñeca con una pelota de papel o de espuma? ¿Quien no ha saltado la verja de un colegio para poder jugar una pachanga con los amigos?

Es una lástima pero el deporte está pasando a ser una de las últimas prioridades de los adolescentes del país, contradiciendo completamente el auge del deportista nacional a nivel internacional. Ahora tengo la sensación que todas las actividades que realizan los jóvenes son más importante que el deporte por mucho que les guste y amen el deporte que practican.

No paro de escuchar: “Tengo clase de inglés”, “Tengo clase de refuerzo”, “Tengo una cena”, “Tengo una comunión”… Tengo, tengo, tengo… ¿Pero dónde está el compromiso con tu equipo? La gran mayoría de actividades que realiza un joven son de carácter individual aunque las realice dentro de un grupo, pero el deporte y principalmente los deportes de equipo la participación en dicha actividad implica una responsabilidad individual y colectiva.

Es duro ver entrenar a solo 8 jugadores sumando 2 equipos en el primer día de entrenamiento de la semana, algo falla, algo estamos haciendo mal, en algo nos estamos equivocando TODOS. Puede que vayamos encaminados hacia una sociedad cada vez más egoísta y más impersonal dónde cada uno interactúe más con sus juguetitos electrónicos que con las personas.

El deporte no es “solo” deporte, lleva implícito toda una serie de valores que a menudo olvidamos y que nos ayudan en un futuro a mejorar como personas y prepararnos mejor para nuestro futuro laboral. Palabras como: tolerancia, respecto, integración, compañerismo, cooperación, solidaridad, autonomía, participación, igualdad, diversión, autoconocimiento… todas ellas están presente en todas esas actividades deportivas pero quedarán en papel mojado sin uno de los valores más importantes de la vida, el COMPROMISO (tanto con uno mismo, como con el colectivo)

Categorías:Opinión Etiquetas:

¿Dónde está el límite?

30 septiembre, 2012 Deja un comentario

La respuesta a esta pregunta nos la podría contentar fácilmente cualquier seguidor de Josef Ajram, rápidamente te contestaría: “No sé dónde está el límite, sé donde no está” pero el caso es que esta frase no la podemos extrapolar a cualquier ámbito del deporte y menos aún cuando representas a la figura de un entrenador.

El caso Anna Tarrés ha despertado en mi unos recuerdos que hacía tiempo tenía casi olvidados pero que marcaron mi manera de valorar y entender el deporte, sobretodo de deportes tan sacrificados como la gimnasia artística, donde la esperanza de vida deportiva es muy corta y donde NIÑAS compiten por convertirse en grandes deportistas…¿pero a que precio?

Alguien muy cercano a mi vivió muy cerca de la élite, de hecho si no hubiera sufrido una lesión justo antes de uno de los Campeonatos de España podría haber llegado muy lejos, quien sabe si a unos JJOO, pero a sus poco más de 13 años tomó la decisión más importante de su vida dejar el deporte que más quería después de 9 años de dedicación y sacrificio constante sin apenas vacaciones, dedicándose en cuerpo y alma a su pasión.

Como diría Anna Tarrés “no todo el mundo está preparado para la élite“, en eso le daría la razón, porque si hay para llegar a la élite hay que sobrepasar los límites, prefiero ser un deportista mediocre. Las prácticas abusivas por suerte cada vez están más en desuso, aunque la practica de sembrar el miedo es la que hace que muchos deportistas escondan estas prácticas por miedo a reprimendas y a perder sus becas deportivas que tanto sacrificio les ha costado.

He visto el miedo en sus ojos, niñas con un pánico exagerado a comer un trocito de pastel, niñas provocándose los vómitos por los propios entrenadores para llegar al peso “ideal“, con un control semanal de peso casi obsesivo, niñas amenazadas con ser expulsadas del centro de tecnificación si no conseguía hacer el ejercicio perfecto en un entrenamiento después de 4 horas de entrenamiento, una zapatilla lanzada impactando en el cuerpo de la deportista, empujones y bofetadas…

No quiero juzgar a Anna Tarrés, aunque es inevitable que tenga mis dudas sobre su presunción de inocencia por lo anterior expuesto. Por ese motivo os ofrezco toda una serie de enlaces relacionados con el caso para que la gente pueda tener y crear su propia opinión.

La versión de las ex-nadadoras

El caso Tania Lamarca (ex-gimnasta)

Una buena reflexión de Chema Buceta en su blog

Declaraciones de Anna Tarrés en Onda Cero

Informe Robinson: “Las chicas de la sincro”

Categorías:Opinión Etiquetas:
A %d blogueros les gusta esto: