Inicio > Mi Baloncesto > Tecnificación: Invirtiendo en formación

Tecnificación: Invirtiendo en formación

Creo que todos estaremos de acuerdo que el trabajo de la técnica individual es indispensable para el desarrollo de nuestros / as jugadores /as pero como viene siendo habitual desde siempre en todos los clubes, el tiempo de entrenamiento es el que hay, no disponemos de más pistas para entrenar, ni de más horas, ni de mejores condiciones y la gran mayoría de entrenadores hacen lo que pueden o no… y se escudan en que tienen el tiempo que tienen y que tienen que aprovechar el tiempo de pista que tienen. Esa contestación, no nos engañemos, es porque quieren dedicarle, la gran mayoría de ellos a jugar 5×5, a preparar sus sistemas, a perfeccionar sus jugadas, y a hacer un entrenamiento más divertido.

De esta afirmación se me platean varias preguntas: ¿Para quién es más divertido ese entrenamiento? ¿Realmente aprenderemos a jugar mejor sin haber consolidado antes los fundamentos básicos como el pase y el bote? y por último ¿Qué tipo de jugadores queremos formar realmente?

Todas estas preguntas no nos las llegaríamos a plantear si desde nuestro club existiera una figura REAL de Director Técnico y se pudieran establecer unas líneas generales de lo que debemos trabajar en cada una de las edades y hacia donde queremos dirigir y enfocar la formación de nuestros jugadores.

Una de las herramientas básicas para el desarrollo de los jugadores / as de un club es la tecnificación. Tecnificar no es otra cosa que “Introducir procedimientos técnicos en actividades donde no se empleaban”  y “Hacer algo más eficiente desde el punto de vista tecnológico“. De estas 2 acepciones es fácil entender que el proceso de tecnificación nos va a llevar a practicar toda una serie de fundamentos básicos para poder convertirlos en eficientes, y que si este trabajo, todo el proceso formativo a nivel táctico y estratégico perderá sentido por el alto grado de errores que se desarrollaran durante su proceso de ejecución.

Los clubes invierten muy poco o nada en procesos de tecnificación y me resulta realmente chocante que clubes de gran tradición baloncestística o con grandes canteras no inviertan en este tipo de actividades. Tengo la sensación que en la mayoría de casos los entrenadores “viven en su isla” y que cada uno tira por donde le parece o le interesa, y que al club o en su extensión al Director Técnico ya le va bien esa situación, porque proponer una estructura de trabajo que rompa con la rutina le supone en muchas ocasiones trabajo extra, se escuda en que no hay pistas o tiempo para realizar estas actividades, o que directamente el equipo técnico que tiene no está tampoco para crecer a nivel formativo.

En los 18 años que llevo como entrenador he vivido varios modelos de tecnificación, pero dejando de banda el clásico entrenamiento de tecnificación con 4-5 jugadores con entrenamientos de entre 40′-60′ con un entrenador trabajando específicamente aspectos muy concretos, me centraré en 3 modelos de trabajo que me han impactado.

1) Trabajo por puestos específicos (CB Castelldefels) Categorías Rendimiento

De la inquietud de los propios entrenadores y de la dirección técnica se propuso un modelo de trabajo que rompía con todos los esquemas habituales de trabajo. El viernes, si el viernes (el día que se “prepara” el partido), se propuso un modelo de trabajo conjunto donde jugadores del club desde Cadete de 1r año hasta los jugadores del Senior “A” del club participarían conjuntamente durante 30′ de entrenamiento “sacrificando” su tiempo de entrenamiento de equipo, en su beneficio propio.

¿La fórmula? Muy sencilla. Aprovechando la penúltima franja de entrenamientos del viernes donde había 3 equipos entrenando dentro del pabellón y 1 equipo más en las pistas exteriores, se añadían los 2 equipos séniors del club que entrenaban en la última franja horaria. Cada franja horaria aprovechaba 15′ de la franja anterior y posterior optimizando un trabajo de 30′ de tiempo efectivo.

Dentro del pabellón se dividiría el trabajo entre bases, aleros y pívots (una posición por 1/3 de pista) y a su vez cada posición se dividía en 2 subgrupos. El formato de trabajo era muy fácil, un concepto técnico o táctico (centrado en toma de decisiones) mediante 3-4 ejercicios. Cada semana el grupo trabajaba en un mismo aro pero con diferente entrenador que rotaba de pista provocando una interacción continua entre jugadores de diferentes categorías y entrenadores de diferentes categorías.

El responsable de todo el entramado sería Jordi Ribas, mediante el siguiente programa que os dejo a continuación y que se llevó a cabo a lo largo de toda la temporada: Trabajo por puestos específicos

2) Básquet a la Carta (CB Argentona) Categorías Formación

Apenas hace 15 días que he aterrizado en este club, y todas las buenas palabras y buenos comentarios sobre la gestión del mismo las puedo experimentar en persona. Esta semana se ha iniciado un trabajo en los equipos de formación llamado “Baloncesto a la carta” donde los equipos de formación que entrenan en la 1ª (preminis y minis) y 2ª (preinfantil hasta cadete) franja horaria, sean masculinos o femeninos.

La dinámica de trabajo es crear 4 grupos mixtos de entre 10-12 jugadores y se realiza un entrenamiento específico y dirigido únicamente a un fundamento de juego, en este caso dirigido a: 1) Dominio de pelota, 2) Defensa, 3) Finalizaciones y 4) Tiro. Esta propuesta lleva consigo el trabajo mediante grupos muy heterogéneos donde la superación de uno mismo, la diferencia de contactos, la interacción con otros compañeros del club faciliten no solo un crecimiento a nivel deportivo sino también a nivel personal.

El trabajo va dirigido a un concepto de juego, pero la manera de trabajar diferentes conceptos de juego nos puede llevar situaciones curiosas de interacción, a aprender a leer mis limitaciones como jugador, a potenciar mis puntos fuertes, a superarme delante un reto y a aprender de los diferentes entrenadores del club.

Una propuesta muy interesante que de manera mensual los diferentes jugadores y entrenadores del club podrán compartir y disfrutar por el bien de los jugadores y también de los propios entrenadores.

3) Circuito de Progresión Individual (FNB Ardoi) Escuela de Baloncesto y Categorías Iniciación

Un modelo curioso de formación de jugadores y jugadoras lo descubrí en Navarra, concretamente en Zizur Mayor a escasos 5′ en coche de la capital Pamplona. Su modelo de escuela de baloncesto y de sus equipos prebenjamines (o preminis) funcionaba mediante con 1 o 2 entrenamientos con grupos abiertos de edad y sexo, y después un entrenamiento de equipo que normalmente coincidía con el último entrenamiento de la semana.

La metodología consistía en trabajo por estaciones donde a los diferentes jugadores y jugadoras se les planteaban actividades y juegos para poder desarrollar su motricidad y los diferentes fundamentos técnicos, potenciando principalmente el desarrollo individual de los jugadores aumentado de manera indirecta el nivel del colectivo.

Este modelo permite no encasillar a los jugadores y jugadoras por edad sino por su nivel real de habilidad, creando grupos más homogéneos de trabajo a la hora de crear los diferentes equipos del club dentro de las diferentes categorías establecidas. Muchos clubes cometen el error de no dejar progresar a sus jugadores por ubicarlos siempre en la categoría que le corresponde por edad y no por nivel.

¿Y qué modelo de trabajo quieren los clubes actuales?

Es una lástima que la gran mayoría de clubes vivan instalados en la normalidad y que no se atrevan a realizar propuestas diferentes, o que directamente no les haga falta porque invierten más recursos en tareas de scouting y captación de jugadores que en la propia formación de los propios, y clubes precisamente que son de los grandes.

Los grandes responsables de esta formación son aquellos Directores Técnicos y Entrenadores invisibles que trabajan para su club con vocación y realmente de manera profesional, proponiendo iniciativas pero también promoviéndolas y manteniéndolas a lo largo de varios años para consolidarlas y establecer un modelo de club.

La formación es una inversión a largo plazo, no entiende de títulos, ni de partidos ganados, ni de éxito prematuro, solo entiende de desarrollo personal, de realización personal, y por encima de todo de identidad.

“Con sacrificio puede que logres poco, pero sin sacrificio seguro que no lograrás nada”

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: