Archivo

Archive for 7 noviembre, 2012

Formando entrenadores

7 noviembre, 2012 1 comentario

La figura del Director Técnico en muchos clubes deportivos no profesionales se limita, como diria David Carreras (director del Master Oficial en Director Deportivo de la Universitat de Lleida), a la figura del IBM: “ibeme a hacer esta gestión, ibeme a llevar este entrenamiento…”.

La realidad en muchos casos es esta cuando desde un principio no se establecen los mecanismos de gestión adecuados ni se establecen las directrices de trabajo desde el principio de la temporada, o mejor dicho desde la post-temporada, momento donde el club y el Director Técnico tienen más trabajo y deben dejar definida la estructura de los equipos y de su cuerpo técnico.

Entre las diferentes funciones de un Director Técnico se debería priorizar o dotar de mucha importancia a la formación de técnicos, tanto de los que ya son “primeros” entrenadores como de los ayudantes y sobretodo con los que aspiran a ser futuros entrenadores. Los clubes no se dan cuenta de la fuerza que tiene la formación interna y la creación un sentimiento de fidelidad e indentidad por parte de los entrenadores y diferentes miembros del cuerpo técnico que forman el EQUIPO de trabajo del club.

La formación interna del club la prodríamos dividir en 3 bloques:

  • Formación para técnicos: tanto los entrenadores más experiementados como los menos, necesitan herramientas para seguir creciendo y ofreciendo un servicio de calidad a sus jugadores. La posibilidad de ofrecerles nuevos recursos y poder interactuar entre ellos amplia su campo de trabajo y dota de mayor riqueza su trabajo diario. Entre las diferentes actividades podemos ofrecer: 1) Clínics d’entrenadores de fuera del club; 2) Charlas sobre prevención de lesiones o de preparación física básica; 3) Sesiones de entrenamiento conjunto por objetivos (tecnificación por puestos específicos mezclando edades)…
  • Formación para entrenadores noveles: todo entrenador que empieza debería pasar un mínimo aprendizaje, el error más grande de todos los clubes es introducir a un entrenador sin ninguna experiencia ni formación en un equipo del club y para mayor desproposito en un equipo de formación. Aquí aparecería la figura del Mentor, aquel entrenador con experiencia que ayuda y asesora al entrenador novel en su equipo, y que a su vez le tiene como ayudante en el equipo que dirige. Esta es la mejor formación posible para un entrenador novel.
  • Formación para ayudantes / colaboradores: cualquier club deportivo se sostiene gracias a los colaboradores, principalmente son padres o familiares, que se les asignan tareas importantes pero que no se les forma. No hace falta invertir muchas horas pero si hacerles partícipes y hacerles sentir importantes. Actividades puntuales como: 1) Curso de anotación y cronometraje (para hacer de auxiliares de mesa en los partidos); 2) Curso de recogida de estadísticas…, pueden ayudar y mucho al buen funcionamiento del club.

Todo este tipo de actividades estan muy poco fomentadas en la gran mayoría de los clubes deportivos, pero cuando se ponen en funcionamiento se obtienen resultados sorprendetes y excepcionales, y motivan al equipo técnico a proponer y realizar más actividades de tipo.

De hecho una de las actividades más inovadoras que he tenido el gusto de vivir es la realización de un Stage de entrenadores donde todos los entrenadores y colaboradores del club podían formar parte de una actividad conjunta y abierta tanto de formación como de reflexión para poder debatir, opinar y establecer unas directrices de trabajo comunes en todos los equipos del club y establecer una organización equilibrada, ordenada y piramidal. Este tipo de actividades tiene un doble objetivo, por una parte la formación y por otra parte la fidelización (la parte más social del proyecto deportivo). Podría quedar resumido en una frase: “Juntar el placer con el trabajo

A continuación expondré los 3 únicos casos que he vivido en mis 18 años como entrenador.

El ÚNICO club que ha apostado por la formación de sus entrenadores y ha promovido la formación interna ha sido el CB Castelldefels siempre muy bien gestionado por Antonio Osuna que ha priorizado la formación de los jóvenes entrenadores y de los entrenadores de la casa siempre al máximo con ayuda de grandes entrenadores de la zona del Baix Llobregat (Jordi Ribas, Chus Fernández, Miguel Panades…) y algunos de fuera como Jordi Bargalló.

El club ha propuesto infinidad de actividades: tecnificación, trabajo de puestos específicos, jornadas de promoción deportiva, cursos de entrenadores, clínics con entrenadores de máximo nivel como Xavi Garcia o Gaspar Roura, cursos de auxiliar de mesa, stage de entrenadores… todas ellas de manera regular y periódica y con un alto grado de participación por todos los miembros del cuerpo técnico del club.

En estos momentos desde que se empezó con el proyecto de formación interna, prácticamente el 95% de entrenadores del club son de la casa, formados gracias a estas iniciativas y algunos de ellos empiezan a destacar como grandes entrenadores y educadores.

Otro gran profesional, ahora fuera de los campos de juego es Joan Rubio, capaz de crear un club deportivo en su escuela de toda la vida, los Salesians de Mataró, y llegar a tener en funcionamiento cerca 15 equipos entre equipos federados y escuelas deportivas de baloncesto en 3 temporadas. El éxito no lo atribuiré solo a su gran capacidad de trabajo y de gestión, sinó a la capacidad de crear un cuerpo técnico de una mezcla de entrenadores experiementados y noveles intentando establecer vínculos entre ellos y colaborando en el trabajo diario.

Capaz de convocar a las 15-20 personas que estaban involucradas en el proyecto un sábado por la mañana para poder realizar una reunión con todos sus entrenadores y poder establecer un contacto de manera periódico con ellos para conocer sus inquietudes y poder realizar una jornada de formación y convivencia con ellos. Los entrenadores se sentían identificados con el proyecto deportivo, los jugadores adolescentes tenían ganas de ser entrenadores del club y ese sentimiento de identidad creaba a su vez un sentimiento de fidelidización. En resumen, no hacía falta buscar entrenadores de fuera porque el mismo club ya disponía de materia prima.

Ahora puedo ver compañeros de ese proyecto deportivo ejerciendo de Director Técnico, de Coordinadores de Escuelas de Baloncesto o siguiendo su carrera como Entrenador con una gran ilusión y grandes inquietudes.

El último es Lluis Escudero trabajando en la sombra en la UE. Mataró de manera un poco solitaria pero muy efectiva. El representa la figura del Mentor deportivo, un gran entrenador que ha desarrollado los últimos años a equipos solo de formación y que se ha rodeado siempre de 2 y hasta 3 jóvenes jugadores con inquietudes para ser entrenadores de baloncesto.

Él es el “jefe” dirigiendo un par de equipos del club y siempre promoviendo actividades de Campus en navidad, semana santa o en verano, o simplemente una jornada de tecnificación. Sus ayudantes le apoyan y él les “obliga” a participar en los entrenamientos o en las jornadas, les hace sentirse importantes, ganarse el respeto de los jugadores y repartir responsabilidades en la gestión y dirección del grupo.

Éstos jóvenes jugadores en un año habrán aprendido más que en 3 temporadas entrenando ellos solos sin ninguna formación y experimentando con su equipo. Cualquier club podrá arriesgarse a darles una oportunidad para seguir creciendo como entrenadores y ellos mismos habrán adquirido unas tablas que no se pagan con dinero.

Por favor señores Directores Técnicos / Deportivos / Coordinadores no se engañen, la formación del entrenador es el pilar básico de cualquier club deportivo. Crecer es cosa de todos. Dedicar unas horas extras a poner en marcha un plan de formación interna ayudaran a evitar dedicar muchas más horas extras en otros temas extradeportivos y de otra índole que surjan por la falta de experiencia y de importancia que le damos a los jóvenes entrenadores.

Ellos son el futuro. Dejemos en endiosar a entrenadores que están por encima del bien y el mal, y que no ayudan a crecer este sentimiento de identidadfidelidad por NUESTRO club. Los cracks te abandonarán y cuando acaben su ciclo se irán, pero si has destruido a la gente de casa, cuando necesites tirar hacia delante te encontrarás solo.

Anuncios
Categorías:Mi Baloncesto Etiquetas: ,
A %d blogueros les gusta esto: